Jabón frente al acné

Hace mucho tiempo que estaba buscando un producto natural y sostenible que acabase de una vez con el acné que sufre mi nena desde los 11 años, pero sin dañar su piel. Y ahora, con 14 años y después de mucho dinero gastado, por fin hemos encontrado algo que verdaderamente funciona, un producto terapéutico, y lo mejor, es algo fabricado a mano y con ingredientes naturales.
Siempre nos ha gustado utilizar productos artesanos en casa, que además fuesen curativos, buenos para la piel, pero cuando llega el acné y la desesperación, al final optas por métodos que te aconsejan en farmacias o los propios dermatólogos, que aunque al principio parecen solucionarlo, lo que hacen es enmascarar el problema y no lo atacan de raíz. 
Justo estábamos a punto de empezar a probar con medicamentos cuando encontramos los jabones de la marca JABONISSIMO en su página web. Me gustó mucho su filosofía, una pequeña tienda, un negocio local que tiene venta online a toda España, que produce los jabones a mano, sin plásticos, con filosofía vegana. 
Navegando por su tienda online, encontramos el JABÓN DE ROMERO, un jabón de glicerina artesana con principios activos naturales que no dañan la piel pero actúan frente al acné desde la primera aplicación. Tiene jojoba y espirulina, según nos contó la artesana, limpian en profundidad el poro y sanean la piel. Mi hija esta encantada con los resultados.


Además, mi niña ha podido usar este jabón desde el principio a demanda, y ya en las primeras aplicaciones, la acción curativa del jabón se ha visto de forma inmediata. El enrojecimiento cutáneo del que padecía empezó a desaparecer en unas horas, las espinillas comenzaron a disminuir y en una semana el cambio era muy evidente. Y lo mejor es que se trata de un producto natural que no daña la piel, todo lo contrarío, la sana, la suaviza y la pone más bonita.
Yo también me he decidido a usarlo porque tengo la piel muy sensible, me afectan los cambios de temperatura. Pero como tiene aceite esencial de menta, la piel permanece más tiempo hidratada y desparece el enrojecimiento. Y por supuesto el aceite esencial de romero, huele estupendamente. Es cicatrizante y reparador. 
Por supuesto, vamos a seguir usándolo, ya hemos visto todos estos años que los productos químicos no funcionan y que no merece la pena cambiar. Es difícil dar con productos verdaderamente artesanos y naturales. De hecho, tenemos otros jabones de JABONISSIMO para el cuerpo, y todos ellos son maravillosos. Es una fantástico no tener plásticos en la ducha, es un producto sostenible, y eso nos encanta.
Si tienes alguna duda, la propietaria de la marca, que es la artesana que los elabora, te informa rápidamente y de manera muy cercana. Es una suerte contar con la explicación de la propia persona que los fabrica.

opinioncantabria