OBJETOS CON LOS QUE NO CUENTAS EN UNA MUDANZA: EVITA IMPREVISTOS

Cuando hacemos una mudanza y comenzamos a empaquetar todos nuestros objetos personales, nos damos cuenta que hay muchas cosas que necesitan un trato especial y que no habíamos contado con ello. Por eso, aquí os traigo unos simples trucos que nos ayudarán a clasificar estos objetos para una mudanza mucho mas efectiva y para evitar que surjan imprevistos. No obstante, no dudes en consultar con tu empresa de mudanzas antes de transportar ciertos objetos, para que ellos te asesoren con mayor concreción.

Mascotas y plantas

Si tenemos mascota en casa, tenemos que hacer distinción dependiendo de que tipo de animal se trate: perros, gatos, insectos, peces, aves,… utilizaremos unos métodos de cuidado u otros.

En el caso de los perros y gatos es conveniente mantenerlos al margen de la mudanza. Dejarlos a cargo de un amigo o familiar es la mejor opción para evitar que se asusten y huyan. En caso de los insectos, peces y aves, es apropiado que se trasladen a los animales en urnas, acuarios y jaulas más pequeñas con el fin de proteger el “hogar” de cada animal por separado.

Para las plantas, solo hay que seguir una única regla: son las ultimas en entran en el camión de mudanza y las primeras en bajar. Es conveniente hacerlo así para evitar los cambios bruscos de temperatura y de luz que puedan ser perjudiciales para nuestras plantas.

Tabaco y alcohol

Si la mudanza que realizamos es para el extranjero, es necesario conocer los límites legales establecidos para el traslado de alcohol y tabaco.

A parte de guardar con sumo cuidado las botellas de alcohol y de protegerlas para evitar que se rompan, tendremos que informarnos de los niveles de permitidos para transportar estas sustancias. Debemos llevar especial cuidado.

Medicamentos

Es común encontrarnos cajas de medicamentos en casa y debemos prestar especial cuidado para evitar accidentes. En una mudanza es normal que se pueda pasar por alto el buscar un lugar especifico para medicamentes, jarabes, vacunas, etc. y podemos caer en el error de guardarlos en cualquier otro sitio sin ningún tipo de cuidado.

Hay que intentar evitar, en la medida de lo posible, cometer esta clase de errores y buscar un sitio, ya sea una caja o bolsa (aconsejable caja por si existe algún tarro de cristal, así evitamos que se rompa) individual destinada exclusivamente para guardar medicamentos.

Obras de arte

A la hora de embalar nuestras pertenencias no tenemos en cuenta que en las paredes cuelgan cuadros, a veces demasiado grandes como para meternos en una caja. El cuidado de estas obras de arte es importante para mantenerlas a salvo y con un excesivo cuidado. Hay que protegerlas con embalajes resistentes a los golpes y rozaduras y que la conserve a unos niveles de temperatura y humedad adecuados. Algunas empresas de mudanzas pueden ayudarnos en esta tarea.

Objetos frágiles

Hay muchos objetos en una casa que cuentan con las características de objeto frágil. Estos objetos son la vajilla, copas, lámparas colgantes con pedrería, figuras de cristal y/o porcelana, etc. dentro de esta categoría podríamos contar también con otros objetos no necesariamente de cristal o porcelana, sino también a todos aquellos que necesiten un cuidado especial como vestidos lujosos, joyas, calzado exclusivo,…

Con estos sencillos consejos podemos hacer una buena mudanza, adelantándonos a los posibles imprevistos que puedan surgir, y lo mas importante, tendremos nuestros objetos, medicamentes, animales protegidos y seguros ante cualquier imprevisto.