Porque no dejar un coche abandonado

Son muchas las personas que disponen de un coche viejo, y la verdad es que llega el momento en el que tienen la oportunidad de cambiarlo y no se lo piensan dos veces. Lo que ocurre es que vender un coche con muchos años resulta ser una misión imposible, la gente no quiere coches con muchos kilómetros y en la medida de lo posible intentan huir de compras como estas. Claro pocos son los que esperan la venta de uno para comprar otro, hay quien sí porque espera tener un pellizco para invertirlo en el nuevo, pero claro tal y como están las cosas es preferible adelantarse o nunca estrenaran. Entre tanto es evidente que el coche nuevo va al garaje que pagamos y el viejo donde lo dejamos, pues seguro que, en la calle, hay mucha gente que no encuentra otra opción y al final se decanta por abandonarlo de manera inmediata en cualquier vía pública y es verdad que al principio se encargan un poco más de él, pero según va pasando el tiempo el coche para directamente al olvido, esperando a que alguien se decida a retirarlo.

Pero si algo debe quedar claro es que no se puede abandonar un vehículo así a la ligera como si la vía pública fuera solo nuestra, debemos saber que dependiendo del municipio nos podemos encontrar con una diferente sanción, además de la retirada y destrucción del vehículo. Desde luego hay gente muy lista e intenta hacer todo lo posible por escaquearse de esta sanción y de que se puedan llevar el coche y conocen los pasos a seguir para que nadie pueda llevárselo entonces no dejan que pasen más de dos meses el coche en el deposito si se lo ha llevado la grúa del ayuntamiento, no deja que le falten las placas de matrícula, no lo dejan estacionado en el mismo sitio más de un mes, sino que lo van moviendo cada poco tiempo. Pero claro flaco favor hacen al medio ambiente dejando un coche abandonado, con lo fácil que es ver web y dar el paso de llevarlo a un sitio en el que se van a encargar de darle un reciclaje responsable y legal. Suelen decir que las cosas bien hechas bien parecen, así que empecemos hacerlas bien de una vez por el bien de todos en general.