PIEDRAS DE AFILAR CUCHILLOS

A diferencia de los afiladores manuales, sencillos de usar, las piedras de afilar cuchillos requieren una cierta destreza, que adquirirá con experiencia, repetir, repetir y repetir una técnica sencilla es lo mejor.

Hay que elegir primero el grano que necesitamos, un cuchillo de alta gama necesita una piedra más fina y otra pulidora, si no, con una piedra de doble cara es más que suficiente.

Piense que el grano va al revés, cuanto más gramaje tiene la piedra más fina es y viceversa.

Una aproximación sería, para un vaciado un grano entre 300-600, luego hay que afilar y se afina así el filo con un grano de 100-4000 y de más de 6000 para solo, pulir.

En Cuchillerías Sabín le recomendamos escoger una piedra con dos gramajes, como la piedra de 400/1000 Combi de Kai, es de un granulado 1000 (Medio) y 400 (Grueso), la piedra queda encima de una práctica base que facilita un secado más rápido por ambos lados, pues se utiliza con agua para evitar el destemple del acero de su cuchillo al ejercer fricción. También posee un canal y depósito para el agua y remojar así la piedra mientras afila. Poner la piedra en remojo entre 5-10 minutos y hacer pasadas al filo, con el mismo ángulo y de punta a punta del cuchillo, con una mano cogerá el mango y con el pulgar dirigiendo el cuchillo y manteniendo ese ángulo de unos 15˚, y con la otra mano apoyará los dedos sobre la hoja del cuchillo firmemente, en unas pocas pasadas tendrá un afilado profesional.

Si su cuchillo es de alta gama recomendamos otra piedra más, seguidamente a la anterior, una de grano superior a 6000, que da un toque final, un acabado brillante y minimizando rayas que le hayan podido quedar.

Recomendamos las piedras Kai y Minosharp por su gran calidad, esta última incluso incluye guías para colocar el cuchillo en un ángulo perfecto.

¡Anímense! Verán que no es tan complicado y tendrán sus herramientas de corte en perfectas condiciones y de su propia mano.

Deja un comentario