Un buscador que me saco del apuro

Hay veces en las que no te queda otra que pensar tierra trágame, cuando estás planeando tus vacaciones llevas ahorrando un montón de tiempo y por fin sabes que ha llegado el momento llega el coche y se te rompe, es ahí precisamente donde quieres desaparecer de las faz de la tierra. Muchas personas que estén leyendo este artículo pensarán que soy una exagerada y que hay cosas mucho peores, y es verdad no les quito la razón, pero todos tenemos derecho a descansar y si puede ser en una hamaca en cualquier playa del territorio español mucho mejor. En fin cosas que pasan el coche se rompe cuando quiere, no te lo venden con preaviso, simplemente pasa y es cuando te enfadas hasta con tu sombra, y la verdad que en el taller no es que te quiten el sofocón sino todo lo contrario, te hablan de precios que ni por asomo puedes pagar, entre la pieza nueva y la mano de obra del mecánico, si lo sumas todo no es que te quedes con la boca abierta es que te caes redonda al suelo.

Pero bueno lo que no podía hacer el lamentarme debía buscar soluciones, por suerte pensaba para mis adentros tenemos internet, una buena herramienta que seguro que me da una buena solución práctica. Pues bien me puse manos a la obra, me preparé un súper helado de chocolate ya que en estos términos está totalmente diagnosticado, y me puse a buscar la solución a mi problema. Qué verdad que es que la paciencia es la madre de la ciencia ya que al final encontré un buscador que podréis ver en este enlace y que como bien dice el dicho siempre que se cierra una puerta se abre una ventana. La solución a mis problemas estaba ahí delante de mi cara así que ni corta ni perezosa me puse en contacto con un desguace que se encontraba muy cerca de mi zona y en menos que canta un gallo tenía apalabrada la pieza por mucho menos de lo que hubiera imaginado, es así como arreglé mi coche sin problema y en muy poco tiempo. Y  os preguntáis qué pasó con mis vacaciones, al final pude irme pero no el tiempo que quería, tuve que recortarlas y dejar de beberme un mojito que otro, pero bueno como solía decir mi abuela mucho menos te da una piedra. Siempre un placer participar en este blog

 

 

Deja un comentario